(56) 2 226 93 42 | onggrada@gmail.com | Carmen Covarrubias 213 Ñuñoa

Historia

20 AÑOS DEDICADOS AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

Nuestra ONG, Corporación de Desarrollo GRADA (Grupo de Apoyo al Desarrollo Autogestionado) nació en los años 80, como un colectivo de profesionales de las ciencias sociales, que buscaban desarrollar su trabajo profesional con sentido social en sectores populares.

En la primera etapa, el sector donde el colectivo desarrolló sus acciones fue la zona sur oriente de Santiago, en programas de Apoyo Escolar con madres, para evitar la deserción escolar  y desarrollar capacidades marentales de acompañamiento y apoyo a sus hijos.

Posteriormente, dadas las necesidades que se detectaban en la comunidad, se pusieron en marcha  programas de Desarrollo Juvenil, especialmente con grupos de esquina, jóvenes sin espacios sociales reconocidos y por lo tanto, en muchos casos,   consumidores de drogas., siendo los más importantes el Programa para la formación de Monitores de Salud Mental Juvenil, en la comuna de Quinta Normal y “Las Juegotecas Infantiles “ de La Granja.

Ya en los años 90, se siguió con la línea de Desarrollo Juvenil, donde se continuaba en la perspectiva de desarrollar en los jóvenes capacidades para enfrentar la vida de manera autónoma, a partir de la reflexión y del asumir la realidad en que se desenvolvían.

El lema del trabajo Juvenil, y que de alguna manera ha continuado siendo un sustrato de lo que se hace, independiente de la edad de los participantes, era  “pensar los sentimientos y sentir los pensamientos”,  “para poder pararse en sus pies y seguir hacia adelante”.

Esta línea de trabajo se continuó con pequeñas variantes según los grupos.

En  el momento del cambio de gobierno, esta línea se profundizó y se desarrollaron algunos proyectos interesantes, como por ej. los “Quioscos juveniles de Información y Encuentro” en la Comuna de Lo Prado, El Tverte, en La Granja y otros.

A mediados de los 90, surgió la posibilidad de dar un carácter más formal e institucional a los Colectivos de trabajo comunitario que se habían ido generando, por lo que en 1996 se conformó la Corporación de Desarrollo: “Grupo de Apoyo al Desarrollo Autogestionado”, también denominada, “ Ong, Grada”, que es la Corporación que hoy sigue existiendo.

A principios del 2000, otra Ong, nos pidió asumir un proyecto que ellos querían derivar, que consistía en una Casa de Acogida de lactantes y preescolares. Durante un par de años, Grada le dio alero institucional. Sin embargo, comenzó a cobrar sentido asumir esta experiencia como una nueva línea de trabajo por dos motivos:

  • Primero, porque se trataba de niños en protección por Vulneración de Derechos, es decir, significaba enfrentar el origen de los problemas que se habían detectado en el trabajo con jóvenes y por lo tanto, intervenir precozmente en un problema social que ya habíamos conocido por sus efectos.
  • Segundo, el trabajo con jóvenes se había complicado porque no había financiamiento disponible, ya que todos los apoyos se habían canalizado a través del gobierno, cuyo norte en el trabajo con jóvenes no era el desarrollo juvenil sino sólo y específicamente programas antidrogas, orientación con la que los directivos de Grada no estaban de acuerdo ni desde el punto de vista teórico, técnico ni político.

Esto orientó el trabajo de la Corporación cada vez  más a especializarse en el área Protección de la Infancia y asumir la Casa de Acogida de Lactantes como el centro de su trabajo y de su proyección, incluso en cuanto a poder aportar con respecto a las políticas públicas en el área infancia y protección, como parte de la sociedad civil movilizada.

Es así cómo hoy Grada busca, a través de su participación en diversas instancias de la sociedad civil y también por medio de un permanente diálogo con las autoridades pertinentes, aportar con su experiencia y conocimientos a esas políticas.